[In English]

Si trabajo en un estado con Derecho al Trabajo, ¿puedo renunciar a mi membresía en el sindicato y evitar que se sigan cobrando cuotas de mi salario?

Si trabaja para una agencia gubernamental local o estatal, o una escuela pública, colegio o universidad en un estado con Derecho al Trabajo, tiene el derecho de renunciar a su sindicato y a no pagar cuotas sindicales. Tiene el derecho de renunciar a su membresía en el sindicato en cualquier momento, salvo que haya firmado voluntariamente un convenio o una solicitud de membresía que ponga restricciones sobre cuándo se puede renunciar.

Por supuesto que la decisión de renunciar es completamente suya. Como un no miembro en un estado con Derecho al Trabajo, tiene el derecho de descontinuar todos los pagos al sindicato, y no estará sujeto a las reglas del sindicato ni a la disciplina interna. Por ejemplo, los que no son miembros no están sujetos a las reglas del sindicato en contra de trabajar durante una huelga.

Si es miembro del sindicato y trabaja durante una huelga, el sindicato podría imponerle una multa y cobrar esa multa en un tribunal estatal.

Si renuncia a su membresía en el sindicato y revoca su autorización de deducción de cuotas sindicales, y su empleador estatal o gubernamental tiene un convenio de negociación colectiva, el sindicato tendría que seguir representándolo en forma justa y sin discriminación respecto a todos los asuntos sujetos a la negociación colectiva y no se le puede negar ninguna prestación de acuerdo con el contrato laboral con su empleador a causa de no ser miembro.

Por otro lado, como no miembro, no tendría el derecho a votar sobre la ratificación del contrato ni en la elección de funcionarios del sindicato, y puede haber prestaciones otorgadas según el acta constitutiva del sindicato que no estén disponibles a los que no son miembros. Esas prestaciones podrían incluir seguir participando en el plan de jubilación para miembros solamente. (Su participación en un plan de pensión financiado por su empleador o financiado conjuntamente con su empleador que se otorga como una prestación al empleado no puede estar afectada negativamente por no ser miembro del sindicato.)

En un estado con Derecho al Trabajo, puede renunciar a su membresía en el sindicato simplemente enviándole una carta escrita a su sindicato declarando que está renunciando con efecto inmediato. Debería de verificar el acta constitutiva y los estatutos de su sindicato para ver si contiene alguna disposición que especifique a quién se le debe de enviar la carta de renuncia. Dichos requisitos pueden ser legales.

Si ha autorizado un descuento de nómina para las cuotas del sindicato y desea revocar esa autorización, también debería notificarle al sindicato y a su empleador que desea revocar esa autorización. Es posible que el formulario para la autorización de deducción de cuotas sindicales que firmó incluya una restricción en cuanto al periodo para revocarla. La validez de la restricción después de su renuncia depende del lenguaje exacto que contenga el formulario. Aunque renuncie a su membresía en un estado con Derecho al Trabajo, es posible que tenga que esperar hasta que pase un “espacio de tiempo” designado para revocar la autorización de deducción de cuotas sindicales. Revise cuidadosamente el lenguaje de la autorización de deducción de cuotas sindicales especifica que firmó, y contacte a la Fundación si tiene alguna pregunta sobre su significado o su posibilidad de revocarla inmediatamente en un estado con Derecho al Trabajo.

Si decide renunciar y revocar su autorización de deducción de cuotas sindicales, conserve copias de sus cartas para sus archivos. Debería mandar dichas cartas por correo certificado con acuse de recibo para que el sindicato y su empleador no puedan decir que no las recibieron. Si su sindicato o empleador se rehúsan a aceptar su renuncia o su revocación de las cuotas, debería comunicarse con la Fundación inmediatamente si desea ayuda. Debería ser consciente de que puede existir un límite de tiempo para presentar los reclamos, y por eso es importante presentar los reclamos con prontitud.

La intención de esta información no es recomendarle a que renuncie a su sindicato, ni que revoque su autorización de deducción de cuotas sindicales. La intención es simplemente explicarle sus derechos legales en este tipo de situación.

Haga clic aquí si desea ver una muestra de una carta para renunciar a su sindicato y revocar la autorización de deducción de cuotas sindicales.